Reseña HISTORIA DEL MUEBLE CHINO

EL ARTE DEL MUEBLE JAPONÉS

La historia artística japonesa vive bajo la influencia china hasta el año 400 que es cuando el país se unifica y existe igual que Japón, es a partir del siglo IX, cuando el arte japonés adquiere identidad El jesuita español Francisco Javier descubre Japón en el siglo XVI y descubre una cultura bajo la influencia filosófica y religiosa Zen.
.Es en 1868 y con la llegada de la era Meiji, cuando Japón empieza a modernizarse y a relacionarse con el mundo exterior.
El mobiliario tradicional japonés se reduce, a la mínima expresión y se rige por reglas extremadamente estrictas, a todo esto hay que añadir un factor importante a esta ausencia de mobiliario; la situación geológica de la isla. Situada entre dos placas tectónicas, sufre a menudo temblores de tierra, Japón a aprendido a desarrollar una arquitectura ligera de papel y madera que era la que mejor resistía.

En el Japón tradicional no existían asientos, porque se asentaban a la turca sobre el tatami o en el suelo, tampoco había armarios ni camas. La cama es un lecho que cada mañana se coloca en un cofre de laca o detrás de un panel móvil. Los únicos muebles de la casa son las mesas bajas de laca negra de la época Edo. Los tableros escritorios y los biombos constituyen piezas principales del mobiliario tradicional.
Esta ausencia de mueble hace que se valore mucho cualquier objeto funcional de la casa, como las teteras, la vajilla de porcelana, etc.

En los paneles o biombos los paisajes son el tema más ocurrente y tienen un significado, expresan las ansias de libertad y conocimiento del hombre, también de la belleza.
Las influencias del budismo zen y del ejercicio de la meditación son evidentes en las manifestaciones artísticas. La contemplación de la Naturaleza supone la principal vía de meditación y de conocimiento.
El periodo histórico Edo ( antiguo nombre de la ciudad de Tokio ) comprende los años entre 1600 – 1868 y se caracteriza por el seguimiento de un nuevo arte: El arte del grabado una invención artística de la cultura burguesa.
La burguesía, una clase social enriquecida por la industria y el comercio, deciden crear su propia cultura artística a través de los grabados, el arte del grabado con sus bellas estampas impresas en biombos verticales se desarrolla en Japón a partir del periodo Edo.

Las estampas de paisajes en los grabados son para ellos un camino para la ilustración, el entretenimiento y la liberación. Una forma de conocer, educar y enseñar a través del juego de palabras y doble sentido literario que aparecen en los textos que acompañan a las imágenes. El Zen persigue la integración del hombre con la naturaleza (el paisaje) considerando a los elementos naturales como sagrados y dignos del mayor respeto. El agua, la montaña, el bosque a través del grabado se convierte en genero pictórico.

Belleza en término zen es imperfección acompañada de antigüedad y de primitiva tosquedad. Cuando encontramos esta combinación se dice que estamos ante el resplandor “SABI” = rustica sencillez y arcaica imperfección en la aparente simplicidad. Los utensilios utilizados en la habitación de Té son básicamente de esta naturaleza.
SABI significa “soledad” equivale a renunciar a toda visión espectacular, el aspecto estético zen se alimenta del ascetismo zen es decir de una ausencia de egoísmo personal.

El mueble tradicional chino evoluciono de la austeridad a la complejidad y estuvo estrechamente ligado a los cambios sociales y culturales de la historia de China. Con anterioridad a la dinastía Tang, los chinos se sentaban en el suelo sobre esterillas de paja. Con posterioridad a la dinastía de los Reinos combatientes (475-221 a. de C.), comenzó a generalizarse el uso de camas y sofás como asiento. En tiempos de la dinastía Wei-Chi (220-420) y las dinastías del norte y sur (420-589) empezaron a sentarse con sillas de estilo occidental. Las esteras de paja se usaron para cubrir camas y sofás.

La dinastía Ming (1368-1644) destacó por la preferencia de las lacas rojo púrpura, incrustaciones de nácar, jade y concha. Por su parte, la dinastía Quing (1644-1911) se decantaba por las lacas rojo bermellón, aunque también usaba incrustaciones de nácar, jade, así como concha de tortuga.

Los muebles Ming eran de una línea sencilla, uniforme, con una decoración parca y elegante. Durante la dinastía Chíng, debido al intercambio comercial con el exterior, se avanzo en las técnicas artesanales, se paso a una decoración rica y compleja que incluía tallados.

El mueble chino alcanzo un gran desarrollo con las dinastías Ming y Ch´ing, por eso el diseño actual permanece dentro de esta línea. La madera es el material más importante en la fabricación de muebles. Hay dos tipos principales de muebles; los lacados y los de madera dura, el lacado se empleaba a menudo en el mobiliario de palacios y templos y en el de las casas nobles. Entre sus variedades tenemos el estilo t´ihung, de laca labrada; t´ien-ch´i, en el que la laca se emplea para rellenar una figura tallada en la madera y se alisa después, miao-ch´i, o bosquejo en laca, y luo-tien, o incrustaciones de nácar.
Entre las maderas utilizadas se cuentan la de sándalo rojo, peral, padauk, ébano y nanmu. El sándalo rojo es el más apreciado por su densidad, dureza y resistencia al paso del tiempo.

  • Otros materiales en el mueble tradicional chino es el bambú, palma, rattan, se exportan grandes cantidades a Europa y Estados Unidos.
    Los chinos son muy aficionados a los muebles con incrustaciones y tallas. En la taraceas, se emplea el jade, piedras, marfil, cuerno, ágata y ámbar, todo con brillo y vivos colores.
    Entre los tipos de tallas más habituales, encontramos el relieve, el grabado, los motivos mas frecuentes son flores, dragones, animales mitológicos, etc.
    En un ambiente chino puede haber pinturas u obras de caligrafía en las paredes; cerámica, esmaltes, vitrinas, arreglos florales de jade o piedra encima de una mesa cuadrada. Gracias a la prosperidad económica de China, sus habitantes dan gran importancia al diseño interior y a la decoración.
    El mueble tradicional chino no solo florece en su país, los coleccionistas occidentales adquieren muebles tradicionales chinos y los exhiben con orgullo e invierten en ello.

ÉPOCAS CHINAS

(a.de J.C)
_ -1760 Periodo legendario
1760-1122 Dinastía Yin
1122-249 Dinastía Chou
249 – 202 Dinastía Ts´in
202 – 221 Dinastía Han

(d.de J.C.)

221 – 265 Periodo de los tres Reinos
265 – 618 Periodo de las Seis Dinastías
618 – 907 Dinastía T´ang
907 – 960 Periodo de las cinco Pequeñas Dinastías
960 – 1260 Dinastía Sung
1260 – 1368 Dinastía Yuen
1368 – 1644 Dinastía Ming
1644 – 1912 Dinastía Ts´ing
1912 – – Republica China

A partir de la caida de la Dinastía Tang se nició un movimiento basculante, en el que el sur va a sustituir al norte desde un punto de vista no sólo aconómico sino también politíco y artístico. Las Cinco Dinastías ( Whu Dai) y los diez estados (shin Ghuo) hacen referencia a los reinos formados tanto en el norte como el sur de China. Las Dinastías Song del Norte y Song del Sur marcaron el paso de la edad antigua a la edad moderna, poniendo fin a la época clasicista del arte y el pensamiento chino. Cuatro siglos contemplaran el genio creador, tanto en su forma filosófica como artística, especialmente en el ejercicio crítico de apreciación y disfrute de los objetos materiales al servicio de una vida de ocio u placer

PINTURA DE WU DAI

La pintura de paisaje iniciada conmla dinastía Tang (Wu Daozi y Wang Wai) se consolidó con la figura del pintor y critico de arte “Jing Hao” (Xinshui, prov.Shaanai 870-925). La tinta y la aguada (sin olvidar los detalles y el pincel fino “gongbi”) fueron sus medios de expresión, vivió retirado en las montañas Taihang, lo que le permitió ser un gran descubridor de los cambios de la naturaleza, que plasmó en su obra. Estudió la pintura Tang, plasmando sus estudios en su obra “Una conversación sobre el método” ( Bi Faji). En ella, representando un dialogo con un anciano campesino, reflexiona sobre el significado de la pintura y caligrafía, proponiendo seis principios:

1.”qi: libre movimiento que guia al pincel”
Es el principio que anima a el artista en la creación por encima de aspectos técnicos. El pintor
guarda en su mente la idea que transmitirá con el pincel, guiando a ésta.
2.”yun”
Ritmo, consonancia con el que se debe expresar la armonía entre las formas y la idea. Para ello
se debe omitir los detalles descriptivos, siendo sólo necesarios aquellos que enfaticen la idea
representada.

3.“si”
Define los aspectos compositivos, proporción, estructura… conseguidos por medio de la pincelada y sus categorias.
4. “jing”
Es la necesidad del artista de expresar los cambios de la naturaleza en su aspecto anímico y que conduzcan al espectador a una comunión esperitual con el artista.
5.“bi: Habilidad con el pincel”
La habilidad y el conocimiento de las posibilidades del pincel permite dar forma al espiritu de la obra. Para representar una idea, el pincel ha de fluir al ritmo de la mente, que sólo se consigue a través del dominio de éste.
6.“mo: Habilidad con la tinta”
Se puede adquirir habilidad con el pincel (apariencia formal), pero carecer de ella con la tinat (apariencia interior) el buen conocimiento de la tinta permite crear espacio y luz, como dotar a las formas de sutilis matices por medio de la aguada.

Jing Hao organizó el paisaje por medio de la aplicación de distancias (prespectivas): distancia alta (gaoyuan), a lo lejos se alzan las montañas, en las que destaca un pico central; en el plano intermedio, árboles, rocas y cascadas.
Distancia profunda ( shengyuan), que penetra en el interior de los elementos del paisaje pierden nitidez conforme se aleja del plano central. Estas tres concepciones a menudo se complementan para lograr el efecto deseado.

Articulo referencia,

Libro HISTORIA DEL MUEBLE

 

 

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published.